Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Fascitis plantar

Publicado: 29 de Junio de 2019

La fascítis plantar es causada por la inflamación de la fascia plantar.

En la planta del pie existe una banda gruesa de tejido conectivo que se extiende desde el talón hasta el punto donde comienzan los dedos y a la cual llamamos fascia plantar. Su función es la de tensar la base del pie manteniendo la curvatura plantar, y amortiguar el impacto derivado del acto del desplazamiento sobre la planta del pie.

¿Cuales son sus síntomas?

Dolor en el talón, debajo y frecuentemente por debajo y frecuentemente en la inserción de la fascia. Puede haber dolor a lo largo del borde externo del talón sobre todo al caminar. También puede estar asociado, en los pies cabos, al impacto producido al saltar desde gran altura y caer sobre la parte externa del talón. 

El dolor suele ser mas intenso por la mañana. Después se alivia, cuando el pie se calienta, pero puede empeorar otra vez durante el día, especialmente al caminar.

Suele darse en deportes comunes que implican correr, saltar, o bailar. Los corredores que tiene excesiva pronación del pie (pies planos) tiene mayor riesgo de sufrir este problema ya que causa un estiramiento adicional de la fascia plantar.

¿Cuáles son sus causas?

- Sobrecarga suele ser la causa más común y esta originada por el uso excesivo o la repetición de una técnica deportiva desarrollada de forma errónea. 

- En corredores puede ser debido a correr largas distancia, especialmente en terrenos desfavorables con pendientes pronunciadas o superficial desiguales.

- Cambio de calzado: Es muy común que aparezca un dolor en la fascia plantar al renovar el calzado deportivo.

- El empleo de un calzado inadecuado, con la suela demasiado blanda o una sujeción deficiente del arco plantar o del talón, puede tener las mismas consecuencias.

- Problema óseo: alguna malformación de tipo óseo puede generar una fascítis plantar. Es el caso de los espolones calcáneos.

- Esta patología puede deberse a cualquier alteración de la biomecánica de la marcha y debe ser evaluada por un profesional de la salud.

- Debilidad del músculo sóleo encargado de La flexión plantar del pie, de modo que si se encuentra alterado, la persona trata de corregir la falta alterando inconscientemente su paso.

Estas situaciones suelen generar en el tejido una serie de microtraumatismos que el organismo no tiene tiempo de reparar, de modo que terminan por producir su degeneración.

¿Cómo podemos prevenirla? 

Te exponemos varias medidas que puedes adoptar para prevenir esta lesión sobre todo si eres corredor habitual o padeces esta lesión frecuentemente:

1. Evita el sobrepeso y la obesidad, los kilos de más someten a la fascia plantar a un esfuerzo adicional.

2. Usa siempre un calzado adecuado para caminar y hacer ejercicio.

3. Si es posible cambia tus zapatillas de correr con frecuencia, y utiliza una plantilla de correción si es preciso.

4. Evita permanecer mucho tiempo de pie o caminar descalzo, así como el calzado sin sujeción, como ciertas sandalias o las pantuflas.

5. Alterna las caminatas o carreras con otras actividades que no tienen impacto sobre la fascia, como nadar y montar en bicicleta.

6. Procura correr o caminar sobre superficies lisas y llanas, cambiando el asfalto por terrenos más blandos y menos lesivos.

7. Haz ejercicios de estiramiento de gemelos y fascia plantar regularmente.

8. Amortigua: reduce el impacto y añade mayor soporte mediante vendajes o sujeciones que amortigüen mejor tu pisada. Los calcetines compresivos o los soportes de arco plantar son medidas útiles.

9. Eleva el hueso calcáneo para aliviar la presión del tendón de Aquiles. En las tiendas podemos encontrar taloneras y plantillas especiales para practicar deporte y prevenir la fascítis.

10. Existen terapias que pueden no solo aliviar el dolor de la fascítis sino prevenir su aparición.

¿Cómo podemos tratarla?

Es muy importante que mantengamos el tratamiento hasta remita completamente el dolor y el fisioterapeuta nos de el alta (a veces 3 meses) porque es un tratamiento simple y por lo general efectivo, pero suele tardar varios meses en resolverse. 

Las dos medidas principales son la administración de antiinflamatorios (deben sr prescritos por tu medico) y la recomendación de ejercicios de estiramiento para el talón.

- Estiramiento en escalón: se apoya uno de los pies en una escalera, con ambos pies situados en el mismo escalón y, con la rodilla contraria al pie que está realizando el ejercicio ligeramente flexionada, se presiona con el talón de un pie hacia abajo. Se mantiene durante aproximadamente un minuto, y se repite el ejercicio unas cinco veces.

- Estiramiento con toalla: sentado en el suelo con las piernas estiradas, el tronco erguido y los pies rectos (con los dedos hacia el techo), pasamos una toalla doblada (a modo de cinta) por detrás, a una altura justo por debajo de los dedos. En esta posición y tomando los extremos de la toalla con las manos, debe tirar de ella hacia usted. Se mantiene la posición 30 segundos, se relaja, y se repite el proceso diez veces. 

- Ejercicio con Foot Roller o botella de agua. Para el pie desnudo por una superficie irregular aplicando un masaje por toda la fascia del pie presionando hacía abajo.

- Ejercicio con frío: coger un Cool Roller  o una botella de agua del congelador y hacerlo rodar hacia adelante y hacia atrás con el pie desnudo. Ayuda a disminuir el dolor. Es muy recomendable después de hacer deporte.

Además de estos estiramientos en casa podemos tomar otras medidas:

- Poner hielo en la zona afectada, al menos dos veces al día, durante 10 o 15 minutos.

- Reposar lo máximo posible para evitar esfuerzos extras al pie.

En fisioterapia contamos con técnicas y terapias específicas para el tratamiento de la fascítis plantar: terapia manual, kinesiotaping, vendajes funciones, ondas de choque, ultrasonido.... 

Si tienes fascítis plantar comienza por poner en práctica estos consejos y si no cede acude a un fisioterapeuta que tratare tu problema.

Si estos métodos no funcionan, y el dolor persiste, deberemos recurrir a  otros tratamientos para la fascitis plantar:

- Almohadillas y vendajes: las primeras se emplean con el objetivo de amortiguar el impacto al caminar. Los vendajes sujetan el pie, asegurando que se pisa correctamente y que no se realiza ningún movimiento repetitivo que agrave la lesión (para proteger la zona lesionada, al caminar se tiende a pisar de distinta forma, apoyando el peso en otras zonas que finalmente también resultan perjudicadas).

- Dispositivos ortopédicos: estos se colocan en el interior del calzado para corregir anomalías estructurales (como los pies planos). 

- Férula nocturna: se emplea para estirar la fascia durante un número de horas significativo, permitiéndola sanar, pero no condiciona la actividad diaria del paciente.

Y por último recurriremos a la cirugía en los casos más graves.. Este procedimiento se requiere en muy pocas ocasiones, y consiste simplemente en desprender la fascia del talón.










haz clic para copiar mailmail copiado